Caricias sonoras para bebés es un programa de musicoterapia preventiva destinado a bebés de 0 a 12 meses y sus madres/padres.

Por medio de instrumentos musicales vibracionales (cuencos cantores, cuencos de cuarzo, palos de lluvia, tambores, calimba, gong…) se proporciona un agradable masaje sonoro al bebé, para:

  • Recordarle sonidos y sensaciones del vientre materno.
  • Mejorar el ciclo de vigilia/sueño.
  • Hacer vibrar sus órganos internos de  forma armónica, mejorando su salud de forma integral.
  • Estimulación sensorial auditiva.
  • Fortalecer los lazos paterno- materno- filiales con el sonido como elemento intermediario.